El Evangelio de Mateo narra que el Espíritu Santo llevó a Jesús al desierto para que el diablo lo tentara (Mt. 4:1).

You are watching: No solo de pan vive el hombre

<1> Es en este contexto donde Jesús cita Deuteronomio 8:3: “No solo de pan vivirá el hombre”. ¿Qué significa esta frase?

Para empezar, recordemos que Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre (Jn. 1:14; Col. 2:9); en su humanidad —después de 40 días en el desierto— tuvo hambre (Mt. 4:2). Satanás vio esto como una oportunidad para poner tropiezo a Cristo, llevarle a mostrar Su poder, y satisfacer la necesidad que Él tenía en aquel momento: “Y acercándose el tentador, le dijo: ‘Si eres Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en pan’” (Mt. 4:3).

Jesús fue tentado después de no comer nada durante cuarenta días, ni siquiera langostas y miel silvestre (Mt. 3:4). ¡Nada! Él estaba solo, hambriento, y físicamente débil… ¡qué gran fortaleza nos mostró resistiendo al enemigo!

A cada tentación que leemos en Mateo 4, Jesús responde con la frase “escrito está”, citando Deuteronomio 8:3, como una manera de relacionar su tentación al peregrinar del pueblo de Israel por el desierto: “Pero Jesús le respondió: Escrito está: ‘No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios’” (Mt. 4:4, cursiva añadida).

En Deuteronomio vemos cómo Dios sustentó a su pueblo con un alimento desconocido que Él hizo caer del cielo. El propósito era que Israel aprendiera a vivir de todo lo que viene de la boca de Dios (Dt. 8:1-3).


Por lo tanto, las palabras que Jesús responde a Satanás nos enseñan que nuestra confianza no debe estar en la provisión, el alimento o el pan —ni siquiera en el pan milagroso—, sino en Dios y su Palabra. Cada Palabra que sale de la boca de Dios, vertida en las Escrituras, le revela a Él; esa revelación de sí mismo es el verdadero alimento que durará para siempre.


Dios le ha dado a los seres humanos una fuente de alimento verdadero para el alma: su Hijo Jesucristo, la Palabra encarnada, Dios el Hijo. Él es el pan del alma, y “el que se alimente de este pan vivirá para siempre” (Jn. 6:58). Nosotros necesitamos alimentarnos diariamente y compartir el Pan de vida para saciar el hambre espiritual del mundo.

<1> Es importante dejar claro que aunque la tentación fue ordenada por Dios no fue ejecutada por Él; porque Dios no tienta a nadie (Stg. 1:13).

See more: Bruce Jenner Jimmy Fallon Over Plastic Surgery Jokes, Bruce Jenner Slams Jimmy Fallon Jokes


Patricia Namnún es coordinadora de iniciativas femeninas de Coalición por el Evangelio, desde donde escribe, contacta autoras, y adquiere contenidos específicos para la mujer. Sirve en el ministerio matrimonios y de mujeres y es diaconisa en la Iglesia Bautista Internacional, República Dominicana. Patricia es graduada del Instituto Integridad & Sabiduría y tiene un certificado en ministerio del Southern Baptist Theological Seminary, a través del programa Seminary Wives Institute. Ama enseñar la Palabra a otras mujeres y está felizmente casada con Jairo desde el 2008 y juntos tienen tres hermosos hijos, Ezequiel, Isaac, y María Ester. Puedes encontrarla en Instagram y YouTube.